Los 3 Mayores Problemas Del 90% De Teletrabajadores… Y Cómo Resolverlo Si Entiendes Inglés

1) Abusos al no respetar el horario del teletrabajador.

Antes, se tenía un horario de entrada y otro de salida. Ahora, se reciben mensajes por Whatsapp a toda hora por parte de supervisores o encargados.

Se esperan reuniones por Zoom sin respetar horarios. Se esperan respuestas a emails en todo momento.

En gran medida, se espera disponibilidad casi sin límites.

Uno podría solicitar mayor respeto al horario. Sin embargo, eso podría ser asumido como una falta de “compromiso” por parte de un supervisor, jefe o departamento de recursos humanos, que finalmente terminaría en un despido.

2) Menos recompensas a pesar de más ahorro.

Muchas compañías que han enviado a colaboradores para que teletrabajen desde su hogar, de pronto obtienen grandes ahorros como por ejemplo: Alquiler, electricidad, agua, gastos de conectividad, mantenimiento y otros.

La pregunta es: Si están ahorrando en todo eso, ¿no deberían aumentar el salario a los teletrabajadores?

Para injusticia de muchos, eso no ocurre. Al contrario: Incluso algunas optan por reducir las retribuciones.

3) Falta de empatía ante más gastos y menos tiempo.

Un gran sector de teletrabajadores ahora tiene que gastar más en electricidad, conexión a Internet, equipos de oficina y otros. Además de invertir más tiempo en la supervisión de hijos y tareas del hogar.

Sin embargo, muchos supervisores o empleadores son poco empáticos con ese hecho. Y cualquier queja puede ser una alerta a un posible despido.

Estas tres causas han ocasionado una gran frustración entre el 90% de quienes comenzaron a teletrabajar en el 2020.

Pero ¿existe una alternativa?

Afortunadamente, si.

Se trata de un nuevo modelo  que preserva los beneficios, pero elimina los puntos negativos del teletrabajo:

  • Flexibilidad de horarios adaptados a la disponibilidad de uno, sin estar constantemente vigilado o bajo presión.
  • Retribuciones adaptadas a objetivos cumplidos en lugar de “horarios”. De esta manera, es posible aumentar ganancias tanto como uno se esfuerce y trabaje, en lugar de obtener algo “fijo” a pesar de trabajar más horas. ¡No más injusticias!
  • No más falta de empatía. Con este nuevo modelo, es posible que los otros se adapten a nuestro ritmo, a nuestras condiciones y tiempo. Más autonomía y control.

¿Cuál es la condición para acceder a esto?

Entender inglés.

Entre todos los modelos de teletrabajo que se han analizado, este es el único que ofrece tales beneficios.

¿Te interesa y deseas obtener más información?

Entonces ingresa tus datos en el siguiente formulario. Recibirás un video-curso introductorio gratuito.


Corresponsal: Aldo Jimenez.
Periodista licenciado con 23 años de trayectoria. Ha colaborado con distintos medios informativos de México, Chile, Perú, Colombia y Argentina vinculados a Política, Educación, Economía y Cultura.