El país de los goles en propia

Actualizado

Con el salario congelado o la pensin tiritando por los recortes, la propaganda no cala igual

Pedro S

Pedro Snchez, durante la sesin de control al Gobierno de este mircoles
J.J. Guilln EFE

Cuando Francisco Franco fue depositado en su nueva tumba de Mingorrubio se volvi hacia su mujer, que llevaba aos esperndole, y le advirti: “No te hagas ilusiones, Carmen, que esto no ha terminado”. Y en efecto, una pandemia despus la izquierda espaola vuelve al stano de sus complejos a boxear con el espectro que se esfum plcidamente en una cama. El tal Franco era un tipo bajito, de modo que nunca sospech que pudiera proyectar muerto una sombra tan alargada como la que proyect vivo. Cl

Para seguir leyendo, hazte Premium

Ya eres Premium? Inicia sesin

Mensual

 


y despus 7,99 €


Anual

4 meses gratis

Gratis 1 año de Legálitas Estándar (valorado en 240€)



Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Be the first to comment on "El país de los goles en propia"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*